Como se puede entrenar la flexibilidad

Prueba de flexibilidad

Siéntese o póngase de pie con los hombros relajados y la espalda recta. Lleve la oreja izquierda hacia el hombro izquierdo y manténgala. Gira la cabeza hacia el suelo y lleva la barbilla al pecho. Mantenga la posición y, por último, gire la cabeza hacia la derecha y acerque la oreja al hombro derecho. Inhala y exhala de forma lenta y controlada.

Para un estiramiento más profundo, extienda el brazo opuesto hacia el suelo y manténgalo. Debe relajar los músculos del cuello y utilizar el peso de la cabeza para este estiramiento. No intente forzar la cabeza hacia abajo con los músculos del cuello o con las manos. Deténgase inmediatamente si siente alguna molestia.

Póngase de pie o siéntese erguido. Entrelace los dedos detrás de la espalda y estire los brazos. Con los brazos estirados, levante los brazos por detrás mientras mantiene la espalda recta y los hombros hacia abajo. Mantenga los hombros relajados, alejados de las orejas.

Póngase de pie o siéntese erguido. Coloque el codo izquierdo en la mano derecha. Extienda el brazo izquierdo por encima de la cabeza, colocando la palma en el centro de la espalda y apoyando el codo en la mano derecha. Lleve las puntas de los dedos hacia la columna vertebral. Mantenga los hombros relajados, alejados de las orejas. Repita con el brazo contrario.

Cómo ser flexible si eres muy rígido

Si considera que tocarse los dedos de los pies es una fantasía descabellada que nunca se hará realidad, sepa esto: Los ejercicios de tu entrenamiento combinados con la nutrición, la hidratación y las elecciones de estilo de vida pueden tener un gran impacto en tu flexibilidad. Así es. No hace falta que pongas tu cuerpo en forma de pretzels o que te inclines sobre los dedos de los pies durante horas al día para conseguir algo de flexibilidad en tus extremidades.

Mejorar tu capacidad de flexión es crucial para algo más que para prevenir lesiones. De hecho, el entrenamiento de la flexibilidad es un aspecto importante para ganar fuerza y tamaño. El levantador típico pasa la mayor parte de su día fuera del gimnasio encorvado hacia delante sobre un ordenador, lo que deteriora aún más cualquier posibilidad de adoptar una postura adecuada. Aparte de prevenir las lesiones, tener una mejor postura ayuda a mostrar el físico musculoso que tanto has trabajado para construir. La flexibilidad adecuada también va de la mano con los ejercicios de rango completo de movimiento, como las sentadillas y los levantamientos de peso muerto, que son importantes constructores de músculo. Tener las caderas y los hombros tensos puede inhibir la forma correcta y limitar tu forma física, así que ponte a trabajar en la flexibilidad.

Cómo mejorar la flexibilidad rápidamente

Para mejorar su flexibilidad, debe realizar estiramientos tanto estáticos como dinámicos. Por la mañana, realice estiramientos dinámicos que muevan cada uno de sus músculos y articulaciones objetivo a través de su rango completo de movimiento. Esto hace que la longitud del músculo para el día sea mayor que la de no hacer nada. Más tarde, realice estiramientos estáticos, manteniendo cada estiramiento durante un mínimo de 30 segundos. Esto le ayuda a mantener su flexibilidad. Su programa de flexibilidad debe recibir tanta atención como su programa de entrenamiento de resistencia. Realice ejercicios de flexibilidad a diario para ver los resultados.

Flexibilidad en el sumo

Los estiramientos y el entrenamiento de la flexibilidad han experimentado cambios drásticos en el ámbito del fitness y el entrenamiento deportivo. En los últimos diez o quince años se han publicado más investigaciones que se han aplicado posteriormente a los programas de fitness y acondicionamiento.

Anteriormente, los beneficios de los estiramientos se basaban en nociones percibidas (Bracko, 2002), mientras que ahora hay pruebas basadas en datos que respaldan el uso, o la falta de uso, de los protocolos de estiramiento y flexibilidad.

Clark y Lucett (2015) indican que los beneficios del entrenamiento de la flexibilidad incluyen: disminución de la posibilidad de lesiones, prevención o corrección de desequilibrios musculares, mejora de la postura y mejora de la amplitud de movimiento articular.

Shier (2004) hizo una revisión de la literatura de investigación sobre el estiramiento y la flexibilidad y encontró siete estudios que sugieren que el estiramiento regular, no específicamente el estiramiento antes del ejercicio, mejora el rendimiento en las siguientes variables: la contracción voluntaria máxima, la velocidad de contracción, la fuerza de contracción excéntrica y concéntrica, la altura del salto en contramovimiento y el tiempo de carrera de 50 yardas.