Cuales son los metodos de entrenamiento de la velocidad

Entrenamiento de agilidad

Los ejercicios de entrenamiento de agilidad ayudan a mejorar la velocidad, la potencia explosiva, la coordinación y las habilidades deportivas específicas. Desde el instituto hasta los equipos deportivos profesionales, todos los atletas pueden beneficiarse de los ejercicios de entrenamiento de agilidad. Incorpora estos ejercicios unas cuantas veces a la semana a tu rutina de entrenamiento para perfeccionar tu velocidad de pies y perfeccionar tu técnica deportiva.

Los saltos pliométricos laterales ayudan a desarrollar la potencia explosiva, el equilibrio y la coordinación utilizando nuestro peso corporal natural. Este ejercicio avanzado de entrenamiento de la agilidad es esencial para cualquier posición deportiva que requiera coordinación lateral y potencia. Para obtener los mejores resultados, asegúrese de realizar este ejercicio después de un calentamiento exhaustivo. Otra gran opción es el salto lateral con una sola pierna.

Los ejercicios de carrera lateral mejoran en gran medida la estabilidad de la rodilla y el tobillo, por lo que son ideales para los deportes de pista. Para una forma adecuada, mantén un centro de gravedad bajo y pisa rápidamente de lado a lado la escalera. Asegúrese de pisar ambos pies, uno a la vez, dentro de cada peldaño de la escalera. Mientras impulsa los brazos hacia delante, intente aterrizar siempre con la punta de los pies. Repite de derecha a izquierda y luego de nuevo, de izquierda a derecha. La forma correcta es la clave del éxito.

Método de entrenamiento del equilibrio

La agilidad es la capacidad de una persona para moverse rápidamente en una determinada dirección antes de desacelerar y cambiar rápidamente de dirección. Es un tipo de movimiento llamativo que verás en el campo de fútbol con bastante frecuencia este otoño, y que ocurre en cuestión de segundos. Para que esa aceleración y desaceleración sean posibles, se necesita mucha práctica. Cualquiera puede mostrar destellos de agilidad aquí y allá, pero para hacerlo bien y de forma consistente, necesitarás participar regularmente en una serie de ejercicios de entrenamiento.

Toda persona que practique deportes, actividades atléticas o una afición física puede beneficiarse de entrenar su cuerpo para realizar movimientos tan rápidos. Estos ejercicios se conocen comúnmente como ejercicios de agilidad, y ayudan no sólo a fortalecer los músculos y las articulaciones para mejorar su rendimiento, sino también a dar a su cerebro la práctica de trabajar con su cuerpo para ejecutar tales movimientos rápidos.

Si quieres mejorar tu agilidad, ya seas un guerrero de fin de semana, un atleta universitario o simplemente un gurú del fitness, a continuación encontrarás 3 ejercicios comunes de entrenamiento de agilidad que deberías tener en cuenta. Estos métodos pueden ayudarte a aumentar tu velocidad, potencia, coordinación y, por supuesto, tu rendimiento general tras unas pocas semanas de ejercicio dedicado.

Entrenamiento por intervalos

La resistencia a la velocidad se entiende como la capacidad de mantener una alta velocidad de movimiento durante un periodo de tiempo superior a 15 s o la capacidad de producir repetidamente una alta velocidad de movimiento con un periodo de descanso mínimo entre repeticiones individuales.

El desarrollo de la velocidad está estrechamente relacionado con el desarrollo de la fuerza; principalmente con el desarrollo de la velocidad rápida y la fuerza reactiva. Para poder realizar una tarea motriz determinada (habilidad motriz), el deportista debe aplicar la fuerza lo más rápido posible. La fuerza se entiende como un producto de la masa y la aceleración. La fuerza necesaria para realizar el movimiento es producida por el músculo esquelético. La velocidad realizada en el deporte se ve afectada por tres parámetros básicos:

El valor máximo del impulso de fuerza es importante en situaciones en las que es necesario aplicar una gran cantidad de fuerza en poco tiempo. Un buen ejemplo de ello es el sprint, durante el cual se alternan regularmente las fases de apoyo y de vuelo de los miembros inferiores izquierdo y derecho. Durante la fase de apoyo, el corredor sólo dispone de 0,1-0,2 segundos para despegar de la superficie y realizar otra fase de vuelo. Dentro de ese corto tiempo, el atleta debe aplicar una tasa de desarrollo de la fuerza (RFD) lo más alta posible en el despegue; mientras que el máximo crecimiento de la fuerza sólo se produce en los momentos comprendidos entre 0,6 y 0,8 s. La velocidad de desarrollo de la fuerza se presenta en la figura 15. El entrenamiento de la tasa máxima de desarrollo de la fuerza dentro de un intervalo de tiempo limitado en habilidades deportivas específicas es una parte importante del entrenamiento de la velocidad de ejecución.

Entrenamiento en circuito

Acceso abierto Este artículo se distribuye bajo los términos de la licencia Creative Commons Attribution 4.0 International License (http://creativecommons.org/licenses/by/4.0/), que permite su uso, distribución y reproducción sin restricciones en cualquier medio, siempre que se dé el debido crédito al autor o autores originales y a la fuente, se proporcione un enlace a la licencia Creative Commons y se indique si se han realizado cambios.

Sports Med – Open 5, 44 (2019). https://doi.org/10.1186/s40798-019-0221-0Download citaCompartir este artículoCualquier persona con la que compartas el siguiente enlace podrá leer este contenido:Obtener enlace compartibleLo sentimos, actualmente no hay un enlace compartible disponible para este artículo.Copiar al portapapeles