Dieta antes de correr 10k

Qué no debe comer la noche anterior a una carrera

El paso 3 del plan Restart de B.C. está actualmente en vigor. Lea los requisitos de prueba de vacunación en relación con el acceso a algunos eventos, servicios y negocios a partir del 13 de septiembre, para obtener la información más actualizada.

Las regiones de Interior Health y Northern Health están sujetas a las medidas adicionales detalladas en la página de restricciones del gobierno de B.C. para toda la provincia, la página de noticias de Interior Health y la página de noticias de Northern Health.  Continúe trabajando con su Organización Deportiva Provincial para obtener información actualizada y específica de su deporte.

Plan de comidas para los 10k

Después de meses de entrenamiento, por fin ha llegado el día de la carrera. Has dedicado mucho tiempo y esfuerzo a tu entrenamiento, y lo último que quieres es no estar satisfecho con tu rendimiento cuando más importa. Tu comida previa a los 10K debe ser rica en carbohidratos y baja en grasas para maximizar los niveles de energía antes de la carrera, por ejemplo, gachas con leche desnatada, plátano y miel.

La nutrición es fundamental para maximizar el rendimiento y nunca debe descuidarse, de hecho, debe ser prioritaria al igual que el entrenamiento. Lo que comas y bebas antes y durante una carrera debe practicarse ampliamente en los entrenamientos previos al evento para que tu cuerpo se sienta cómodo con cualquier estrategia nutricional. Llegar el día de la carrera con el estómago lleno de alimentos a los que no estás acostumbrado puede perjudicar tu rendimiento.

La nutrición no debe ser excesivamente complicada, sino que debe ser sencilla, con un plan bien estructurado que dé prioridad a la alimentación. Aquí tienes algunos consejos para planificar tu nutrición y elegir los mejores alimentos

Qué comer la noche antes de una media maratón

Si las visiones de tazones de pasta y cestas de pan antes de la carrera están bailando en tu cabeza, sentimos romper tu burbuja llena de carbohidratos. No hay necesidad de cargarse de carbohidratos en la semana previa a la carrera, ya que nuestros cuerpos tienen más que suficientes carbohidratos almacenados para aguantar los 10 kilómetros.

Al reducir el kilometraje un poco antes del día de la carrera, esto le da a su cuerpo el tiempo de descanso necesario para acumular reservas de carbohidratos en sus músculos. Para ayudar a maximizar este almacenamiento, intenta incorporar una fuente de carbohidratos en cada comida y tentempié del día.

En esta cena previa a la carrera, es posible que quieras evitar los alimentos con alto contenido en fibra que pueden causar molestias gastrointestinales durante la carrera. Aunque la pasta integral, las alubias y el brócoli son fantásticos para la nutrición diaria, es mejor que los dejes de lado la noche anterior a la carrera.

Puede que no estés acostumbrado a comer antes de los entrenamientos matutinos, pero es probable que te levantes antes el día de la carrera para llegar a la línea de salida a tiempo. Y créeme, no es divertido recorrer 10 kilómetros con el estómago rugiendo, percibiendo los deliciosos aromas de los desayunos que se cocinan a lo largo de la ruta de la carrera.

Qué comer la noche antes de un 10k

Una buena dieta con los nutrientes adecuados es una parte esencial de cualquier rutina de ejercicios, pero es especialmente importante para las pruebas de resistencia como los maratones o los triatlones. Sigue nuestros consejos para asegurarte de que llegas a la meta…

El miedo de todo corredor de fondo es «golpearse contra el muro» o «golpear». Puede parecer un cuento de viejas, pero es un fenómeno que puede ocurrirle a cualquiera, independientemente de lo que haya entrenado. Ocurre cuando el depósito de combustible de carbohidratos del cuerpo -la fuente de energía preferida del cuerpo durante la actividad de alta intensidad que se almacena en los músculos y el hígado en forma de glucógeno- se agota y el cerebro y los músculos muestran signos de fatiga. Si te topas con el muro durante un maratón lo sabrás, cada paso se siente como si estuvieras vadeando melaza. Puedes evitar el temido muro «cargando de carbohidratos» antes y durante la carrera para maximizar tus reservas de energía, lo que significa abastecerte de mucha pasta rica en carbohidratos, patatas y ciertas frutas y verduras.

Las proteínas ayudan a reconstruir los músculos, por lo que son especialmente importantes después de una carrera larga para reparar los tejidos dañados y estimular el desarrollo de nuevos tejidos. Entre los alimentos proteínicos que conviene consumir después de una carrera están la leche, el queso y el yogur, las carnes blancas y los huevos.