Ejercicios para velocistas

Press de banca

Hay muchos protocolos de entrenamiento que los entrenadores pueden emplear fuera de la sala de pesas tradicional para desarrollar la fuerza y la potencia de los velocistas y los vallistas. Muchos entrenadores lo llamarían entrenamiento suplementario. Pero no es complementario: es un componente esencial y de importancia crítica en el entrenamiento de un velocista o vallista.

Muchas autoridades se refieren a este entrenamiento como entrenamiento funcional. Se trata de un término que tiene connotaciones negativas para muchos entrenadores porque no se entiende lo que es el entrenamiento funcional y porque a menudo va en contra del pensamiento convencional que rodea al entrenamiento. Hay muchos conceptos erróneos relacionados con este tipo de entrenamiento, y muchos entrenadores se sienten muy incómodos cuando el entrenamiento se saca de la sala de pesas. Pero la realidad es esta: no deberían sentirse amenazados en absoluto. El entrenamiento funcional no está destinado a sustituir el entrenamiento de fuerza. El entrenamiento funcional y los programas de fuerza deben ir de la mano para desarrollar la fuerza y la potencia explosiva en los velocistas y vallistas.

Sprint fitness

La razón es muy sencilla. Tu cuerpo es una unidad singular que está interconectada. Ahora bien, eso no significa que matar tu juego de sentadillas vaya a significar mágicamente que puedas levantar el doble de tu máximo actual (aunque en realidad ayudará más de lo que crees). Lo que significa es que desde la parte superior del cuerpo hasta la parte inferior, estás conectado.

Y esa conexión se aloja principalmente a través de tu núcleo. Tu núcleo es la clave para correr más rápido, hacer ejercicio durante más tiempo y esforzarte más durante tu entrenamiento. Cada uno de tus movimientos se realiza gracias a que tu núcleo transfiere la fuerza a todo tu cuerpo.

Esto es especialmente cierto cuando se realiza un sprint. Al utilizar tus músculos centrales para transferir increíbles cantidades de fuerza y energía a tus piernas, EMPLEAS DE FORMA ADECUADA la fuerza de tus piernas para esprintar a velocidades aún más rápidas.

Al centrarse en la fuerza y el plyo a expensas de su núcleo, no va a ser capaz de utilizar cada onza de la fuerza real de su cuerpo. Incluso si tienes las piernas de Adonis, sin un núcleo fuerte, eso sólo significa que tienes mucha velocidad desperdiciada sobre la mesa.

Ejercicios de pista para velocistas

Samantha, natural de Liverpool (Inglaterra), representó a Gran Bretaña en los Juegos Olímpicos de Sidney 2000 en las pruebas de 200 metros y de relevos 4×100 metros. Ahora es entrenadora personal y de ejercicios en grupo por la American Fitness and Aerobics Association (AFAA) y la International Sports Science Association (ISSA).

Este ejercicio se centra en la parte posterior de los brazos y los hombros: Siéntese en el suelo con las rodillas ligeramente dobladas. Coloca las manos detrás de ti con los dedos hacia tu cuerpo. Levanta el trasero del suelo para que te apoyes en los brazos y los pies. Dobla los brazos por el codo hasta que tus nalgas toquen el suelo y luego empuja hacia arriba hasta la posición inicial: Mientras empujas hacia arriba, levanta la pierna izquierda y estira el brazo derecho hacia delante.

Este es un ejercicio para todo el cuerpo, ya que requiere el uso de muchos grupos musculares.  Cómo hacerlo: Túmbese boca abajo y coloque las manos con las palmas hacia abajo en el suelo, separadas aproximadamente a la altura de los hombros y cerca de éstos. Las puntas de los pies deben tocar el suelo y los pies deben estar ligeramente separados. Levántese con los brazos. Haga una línea recta desde la cabeza hasta los talones y contraiga los abdominales para evitar que las caderas se hundan. Baja el pecho hacia el suelo doblando los codos; mantén la posición durante un segundo y vuelve a la posición inicial.

Jogging

El entrenamiento de la velocidad y la fuerza es un tema sobre el que siempre recibo preguntas. El componente de la velocidad es una capacidad que a la mayoría de los atletas de todo tipo de deportes les encantaría poseer, ya que puede mejorar mucho el rendimiento deportivo.

Por lo tanto, es importante comprender qué métodos de entrenamiento se pueden utilizar para lograr una adaptación óptima de la velocidad. En este artículo, veremos los diferentes tipos de entrenamiento de fuerza, por qué cada tipo es beneficioso, así como algunos ejercicios de ejemplo para aumentar la velocidad.

Es probable que los atletas con distintos niveles de experiencia no se beneficien de realizar el mismo entrenamiento. El entrenamiento adecuado para un principiante puede parecer tedioso para el atleta más experimentado. También es poco probable que cause suficiente estrés para producir adaptaciones positivas.

Cuando hablamos de la edad de entrenamiento de un atleta, no nos referimos a la edad del atleta, sino al tiempo que lleva entrenando. Así, si tenemos un atleta que empezó a entrenar a los 18 años y ahora tiene 21, su edad de entrenamiento es de tres años.