Intensidad parcial del entrenamiento deportivo

Intensidad parcial del entrenamiento deportivo

entrenamiento de fuerza

El HIIT es una solución rápida para los que tienen poco tiempo y, por tanto, no hacen una cantidad adecuada de ejercicio.  El entrenamiento en intervalos de alta intensidad o HIIT mejora la aptitud cardiovascular, el metabolismo, la resistencia y la salud, en tan sólo unos minutos a la semana. ¿Son estas afirmaciones reales o sólo publicidad vacía? Aquí lo vemos más de cerca.

El nombre lo dice todo: el entrenamiento HIIT implica entrenamientos cortos e intensos.  Las fases de alta intensidad se interrumpen repetidamente con breves períodos de recuperación de baja intensidad. El entrenamiento se construye en intervalos.

La principal diferencia entre estos dos tipos de entrenamiento puede describirse de la siguiente manera: alta intensidad frente a alta extensión. Se trata de dos sistemas completamente diferentes. El entrenamiento de resistencia clásico implica un entrenamiento de alto volumen (HVT), el HIIT, sin embargo, implica un entrenamiento de alta intensidad. Durante el HIIT se exige la máxima captación de oxígeno (entrenamiento anaeróbico), por lo que se ajusta de forma sostenible al entrenamiento, y el HVT aumenta la intensidad moderada en el tiempo (ejercicio aeróbico).

El entrenamiento por intervalos de alta intensidad no es nuevo. El principio básico es incluso más antiguo que el del entrenamiento de resistencia clásico. En los años 30, se desarrolló un tipo de entrenamiento HIIT para carreras de corta y media distancia. El entrenamiento por intervalos actual se basa en una rutina desarrollada por un entrenador de atletismo sueco.

entrenamiento en circuito

IntroducciónHace cuarenta y cinco años, analizando las relaciones entre el entrenamiento y el rendimiento, Banister et al. (1975) definieron la «carga de entrenamiento» (TL) como el parámetro clave para medir cierta «dosis» de ejercicio, o esfuerzo inducido por el entrenamiento [1]. Sobre la base de su trabajo original y de varios artículos publicados posteriormente, asumimos que la TL es el esfuerzo fisiológico inducido por el ejercicio que resulta de la combinación de las influencias de la intensidad, el volumen y la densidad del ejercicio [2-4]. La mayoría de los métodos originales de cuantificación del TL multiplican el volumen del ejercicio por un indicador de la intensidad del mismo.

Los principales parámetros del ejercicio para los programas de entrenamiento son los siguientes: i) la intensidad; ii) el volumen (la distancia de un solo intervalo y la distancia total acumulada); iii) la densidad causada por la duración del periodo de recuperación (frecuentemente expresada a través de la relación trabajo/recuperación) y a veces por la intensidad del tiempo de recuperación [5]. Estos parámetros son interdependientes. Cualquier cambio de los parámetros puede tener cierta incidencia en el esfuerzo fisiológico a condición de que los demás parámetros permanezcan constantes. En el contexto de una descripción precisa del entrenamiento y de un análisis comparativo de los efectos del ejercicio, el método utilizado para evaluar el TL debe permitir una cuantificación precisa de todos los ejercicios, independientemente de los parámetros. Sin embargo, algunos autores consideran que los ejercicios con volúmenes más elevados deberían dar lugar a un mayor TL en función de su mayor efecto esperado sobre el rendimiento. Lamentablemente, este enfoque lleva a predefinir el TL de algunos ejercicios antes del análisis de la relación dosis-respuesta. Nosotros proponemos que el TL debe seguir siendo una medida de la dosis de ejercicio sin tener en cuenta sus efectos esperados.

entrenamiento de resistencia

a Relación hiperbólica entre la potencia producida (eje x) y el tiempo (eje y), en la que la potencia crítica viene indicada por la asíntota de potencia y la W′ es la constante de curvatura; b Modelo de potencia crítica linealizado de dos parámetros en el que el trabajo total realizado se traza en función del tiempo. En esta permutación, la potencia crítica viene dada por la pendiente de la regresión y la W′ es la intersección y. CP potencia crítica, P potencia, T tiempo, W′ constante de curvatura de la relación potencia-tiempoImagen a tamaño completo

Tabla 1 Valores medios individuales y de grupo de la constante de curvatura de la relación velocidad-tiempo, velocidad crítica, tiempo de maratón y velocidad de maratón para una selección de corredores de maratón masculinos de élite. Las distancias modeladas iban de 1500 m a 15 km (IAAF http://www.iaaf.org/athletes)Tabla a tamaño completo

Aplicación del concepto de CP al ejercicio intermitenteComprender el ritmo y la magnitud de los procesos de recuperación tras la finalización del ejercicio de intensidad severa es un paso importante hacia la aplicación del concepto de CP en el ejercicio intermitente, durante el cual se intercalan periodos de ejercicio intenso con periodos de descanso o ejercicio de menor intensidad. Esto puede ser útil para permitir una mejor apreciación de los factores fisiológicos que limitan el rendimiento del ejercicio intermitente y, por tanto, también para la predicción del rendimiento y la prescripción del entrenamiento en esta forma de ejercicio.Morton y Billat [47] fueron los primeros en desarrollar el modelo de CP para el ejercicio intermitente. Estos autores reconocieron que la tolerancia al ejercicio intermitente es una función de cuatro variables independientes: la potencia de salida del intervalo de trabajo (P

wikipedia

Este artículo necesita más referencias médicas para su verificación o se basa demasiado en fuentes primarias. Por favor, revisa el contenido del artículo y añade las referencias adecuadas si puedes. El material sin fuentes o con fuentes deficientes puede ser cuestionado y eliminado.Buscar fuentes:  «Entrenamiento de fuerza» – noticias – periódicos – libros – erudito – JSTOR (julio de 2017)

El entrenamiento de fuerza o entrenamiento de resistencia implica la realización de ejercicios físicos que tienen como objetivo mejorar la fuerza y la resistencia. A menudo se asocia con el uso de pesas. También puede incorporar una variedad de técnicas de entrenamiento como la calistenia, la isometría y la pliometría[1].

Cuando se realiza correctamente, el entrenamiento de fuerza puede proporcionar importantes beneficios funcionales y una mejora de la salud y el bienestar general, incluyendo el aumento de la fuerza y la resistencia de los huesos, los músculos, los tendones y los ligamentos, la mejora de la función de las articulaciones, la reducción del potencial de lesiones,[2] el aumento de la densidad ósea, el aumento del metabolismo, el aumento de la aptitud física[3][4] y la mejora de la función cardíaca[5] El entrenamiento suele utilizar la técnica de aumentar progresivamente la fuerza de salida del músculo a través de incrementos de peso y utiliza una variedad de ejercicios y tipos de equipos para dirigirse a grupos musculares específicos. El entrenamiento de fuerza es principalmente una actividad anaeróbica, aunque algunos partidarios lo han adaptado para proporcionar los beneficios del ejercicio aeróbico mediante el entrenamiento en circuito[6].