Metodos de resistencia aerobica

entrenamiento de resistencia anaeróbica

Diversos aspectos del entrenamiento de resistencia, como los ejercicios específicos elegidos, la estructura del entrenamiento, la resistencia utilizada, el volumen (repeticiones y series), los intervalos de descanso entre las series y la frecuencia del entrenamiento, pueden manipularse para moldear el programa de entrenamiento de fuerza de manera que se adapte mejor a los objetivos de un atleta de resistencia.

La estructura de cualquier programa de entrenamiento es fundamental para el éxito deportivo, la prevención de lesiones y la confianza individual. Al igual que en cualquier deporte, se pueden aplicar diversos métodos de entrenamiento para promover las mayores adaptaciones fisiológicas. Sin embargo, es esencial que los programas de entrenamiento se diseñen de forma específica para el deporte, la temporada de competición y las necesidades individuales del atleta. Los programas de entrenamiento de la resistencia aeróbica, en particular, requieren reflexión y creatividad, debido a la amplia gama de actividades que se incluyen en la resistencia aeróbica. El uso creativo de los principios del diseño del programa de entrenamiento de la resistencia aeróbica debe centrarse en la reducción del riesgo de sobreentrenamiento y en la mejora del rendimiento de la resistencia.

métodos de entrenamiento de la resistencia muscular

Hay tres componentes del ejercicio: el entrenamiento de resistencia, la flexibilidad (en realidad, es más apropiado llamarla «movilidad», pero ese es un tema para otro blog en otro día) y el entrenamiento cardiorrespiratorio. Los ejercicios de resistencia ayudan a mejorar tanto la fuerza muscular, que puede elevar el metabolismo en reposo (el número de calorías que se queman en reposo), como el rendimiento funcional en diversas actividades. Los ejercicios de flexibilidad o movilidad pueden reducir la tensión muscular y mejorar la amplitud de movimiento de las articulaciones, lo que es esencial para mejorar la eficacia general de los movimientos. Y, por último, el entrenamiento cardiorrespiratorio mejora la capacidad tanto de transportar oxígeno y nutrientes a los músculos que trabajan como de eliminar los residuos metabólicos, lo que permite a los músculos seguir realizando una actividad determinada. Cada persona que inicie un programa de ejercicios tendrá un objetivo único, pero cada objetivo requiere un nivel diferente de atención a cada uno de estos componentes.

Un programa de ejercicios bien diseñado incluye los tres componentes. Sin embargo, si un cliente quiere mejorar la definición y/o la función física, por ejemplo, usted centraría su programa en el entrenamiento de fuerza. Del mismo modo, si los objetivos de un cliente son mejorar la movilidad y la eficacia del movimiento, se centraría en la flexibilidad. Y si su cliente está participando en una carrera o quiere perder peso, haría hincapié en el entrenamiento cardiorrespiratorio. El entrenamiento cardiorrespiratorio puede mejorar la capacidad del cuerpo para metabolizar las grasas y los carbohidratos en combustible, tanto con como sin oxígeno. Aunque el entrenamiento cardiovascular se asocia más a menudo con la pérdida de grasa, también es la mejor manera de mejorar la capacidad aeróbica, que es la capacidad de utilizar el oxígeno para alimentar la actividad del ejercicio.

métodos de entrenamiento aeróbico

Diversos aspectos del entrenamiento de resistencia, como los ejercicios específicos elegidos, la estructura del entrenamiento, la resistencia utilizada, el volumen (repeticiones y series), los intervalos de descanso entre las series y la frecuencia del entrenamiento, pueden manipularse para moldear el programa de entrenamiento de fuerza de manera que se adapte mejor a los objetivos de un atleta de resistencia.

La estructura de cualquier programa de entrenamiento es fundamental para el éxito deportivo, la prevención de lesiones y la confianza individual. Al igual que en cualquier deporte, se pueden aplicar diversos métodos de entrenamiento para promover las mayores adaptaciones fisiológicas. Sin embargo, es esencial que los programas de entrenamiento se diseñen de forma específica para el deporte, la temporada de competición y las necesidades individuales del atleta. Los programas de entrenamiento de la resistencia aeróbica, en particular, requieren reflexión y creatividad, debido a la amplia gama de actividades que se incluyen en la resistencia aeróbica. El uso creativo de los principios del diseño del programa de entrenamiento de la resistencia aeróbica debe centrarse en la reducción del riesgo de sobreentrenamiento y en la mejora del rendimiento de la resistencia.

entrenamiento en circuito

El trifosfato de adenosina (ATP) es un compuesto químico que proporciona energía para la contracción muscular. Los músculos que se contraen activamente obtienen ATP de la glucosa almacenada en el torrente sanguíneo y de la descomposición del glucógeno almacenado en los músculos. El ejercicio durante periodos prolongados requiere la oxidación completa de los hidratos de carbono o de los ácidos grasos libres en las mitocondrias.

La vía anaeróbica aláctica es cuando el cuerpo trabaja de forma anaeróbica pero sin producción de ácido láctico. Esta vía depende del combustible almacenado en el músculo, que dura aproximadamente 4 segundos al máximo esfuerzo.

El entrenamiento de resistencia aeróbica produce una reducción de la grasa corporal, un aumento de la captación máxima de oxígeno, un incremento de la capacidad respiratoria, un descenso de las concentraciones de lactato en sangre, un aumento de la densidad mitocondrial y capilar y una mejora de la actividad enzimática.

La persona por encima de la media (no deportista) indica un probable bloqueo cardíaco, hipertensión, insuficiencia cardíaca, un infarto de miocardio reciente o una miocardiopatía. En caso de que tenga que ingresar en el hospital o acudir a su médico